jueves, 24 de septiembre de 2015

¡Otoño!

¿Quién es? ¡el otoño otra vez! Decía Federico Lorca. Y sí, ya ha vuelto y estará con nosotros hasta noviembre, mi mes favorito. 

Vuelven los abrigos y las bufandas a las tiendas, la rutina de siempre, las fiestas del día de difuntos y algunos les gusta celebrar Halloween, que ya hablaré de esto en otro post. Pero es una época buena y rica en lo que a cocina se refiere.

El viento trae el frío e invita a platos de cuchara, a comer frutos secos como castañas, avellanas, nueces y frutas como mora, frambuesa, arándanos, uvas, higos, manzanas, kiwi y algunas muy esperadas como las manzanas y las calabazas. Cambian las hojas de color, se tiñen de rojo, amarillo, naranja, marrón y verde. 



Y con estos elementos Daría ha querido jugar en una cena que ha preparado para los compañeros de trabajo de su marido. Ha cogido hojas de magnolio y las ha utilizados como tarjetas para sentar a sus invitados. 



Para escribir los nombres, lo hizo con un rotulador permanente de color dorado.


El centro de la mesa lo decoró con piñas, los candelabros y también hizo este centro con naranjas, hojas y castañas que dan un toque de color para contrarrestrar con la vajilla blanca. 



También hizo este original centro con hojas de magnolio, naranjas y castañas para dar colorido a la mesa. 

  



Otro elemento que me gusta mucho en las mesas y para la decoración en general son las velas. Encontré esta foto en Pinterest y me parece una idea buenísima los jarrones con maíz y las velas o con hojas y velas.








Espero que os haya gustado mi primer post, un beso,

María

No hay comentarios:

Publicar un comentario